R. Redención

Estoy cabreado. Hoy no hay fotos, ni imágenes, sólo texto.

Gracias  por la charla de ayer “T”. Hemos, nuevamente y a tiempo, retomado el rumbo.

Durante estos meses que no hemos escrito, hemos tenido mucho de perder el tiempo, de inyectarnos anestesias, de olvidarnos del propósito de este viaje y poco de trabajar para nosotros. No hay que mirar más hacia otro lado. No hay ningún otro viaje: nuestro viaje es este, y aquí es donde se encuentra nuestra vida real y donde tenemos que estar.

Sigue leyendo «R. Redención»