R. Producto Humano 2.0

De entre toda la basura que nos hacen comer a diario, entre noticias falsas, noticias idiotas y resto de bobadas, lo único que me resulta creíble, es el fin último de todo este tinglado actual: seguir consumiendo. Sigue gastando y que la rueda no pare.

No debe, ni puede parar.

Vivimos en un miedo constante. Permanentemente atemorizados por todos. Cada día un temor nuevo: COVID, viruela del mono (ah, vaya, eso ya pasó), crónicas del tiempo con mapas del ultramundo, Armagedón climático, guerra nuclear.

Son como ráfagas que impactan, y que buscan precisamente eso – ¡pah! – el golpe; después de eso dejan una reverberación y pasan; se olvidan casi, y de pronto viene otra, y otra, cada vez más impactantes. Unas nuevas, otras antiguas recuperadas.

¿Qué es lo que se pretende?

Hay quien dice que es algo orquestado, Agenda 2030 y esas cosas. No veo posible de verdad hacer algo coordinado con semejante paquete de políticos. En serio. Es todo mucho más sencillo. ¡Como siempre! La respuesta más sencilla es con mucha probabilidad, la cierta.

Pero ¿qué van a orquestar si no pueden orquestar ni lo que tienen ahí delante? Vale, y me dirán, que no, que son los políticos, son los entes-supranacionales que los manejan: que sí, que hay entes, sin duda. Estoy de acuerdo y actúan como lobbies; sí. Y que los manejan, sí: estamos de acuerdo, pero no es un plan estratégico como tal: a, b, c, d…

Lo que hacen es influir para que la rueda no se pare, buscar más y más fuentes de beneficios, y usando como excusa fines supuestamente humanitarios y creando más y más miedo distribuyendo mensajes apocalípticos.

¿Cómo hace una cadena de televisión que sus programas en enganchen? Pues parece que metiendo contenidos educativos no enganchan, parece que es metiendo cosas que impacten más. Ah… pero es que claro, resulta que ya tenemos mucha información impactante, muy ruidosa todos los días, es que resulta imposible mantener el nivel de impacto: bueno pues búscate la manera! O sea, es así de simple, ese miedo que te meten, lo hacen para atraer tu atención y retenerte.

Los contenidos, están MUERTOS. ya sean Streaming, TV, redes sociales, todos los formatos están más que agotados, la única manera que hay que retener a los espectadores y generar dinero es ser más y más impactantes con los contenidos yendo a buscar el efecto. Al final todo el mundo acaba cayendo en lo mismo: el drama, el alarmismo, porque amigos:

EL MIEDO VENDE

Y no solo vende porque te quedes ahí en el programa o en Twitter viendo qué ocurre; no. Es que vende 360º. O sea, te vuelven ansioso en general, por la vida, o por el meteorito ese que te han puesto encima de la cabeza y tu, pues vas y te compras cosas para apaciguar la ansiedad.

Esa es la puta plandemia en realidad, no es la mega-super-conspiración supra-nacional de Schwab (aunque ahí hay mucha tela que cortar también) o de Gates, sino algo más burdo y tosco: que consumas como una puta rata, día tras día, hasta que te de un infarto; y siempre vivas con las sensación de que eres infeliz, de que estas haciendo cosas malas a la humanidad por existir, simplemente para crearte ansiedad. Y que compres, más y más.

No es nada ni de lejos orquestado en el sentido de lo que podemos pensar que sería orquestado: gente muy lista y oscura sentada en habitaciones gigantes, en mesas kilométricas y con sillones de cuero, diseñando planes y estrategias, con personal de diferentes nacionalidades, juntos debatiendo coordinados como será gestionar la humanidad.

Esto es mucho más simple. Pasa así porque esta sociedad necesita ratas que estén moviendo las malditas ruedas. No pueden ser ratas felices y hartizas, tienen que estar necesitadas y así seguirán moviendo la rueda. Que repito, no se debe ni se puede parar.

¿Meteorito? ¿Cambio climático?

Lo importante no es si hay cambio climático o no, lo que importa es que los gobiernos movilicen tu dinero pagado con impuestos para financiar a «la transición» (toda «transición» require un esfuerzo, un esfuerzo largo = dinero) a la energía, supuestamente «verde».

Todo eso no vale una mierda.

Quiero decir.

Olvidaros del cambio climático, que todo esto que se están montando, no va de eso. Que lo que importa es la «transición» en sí.

Que luego quizás no llegue a completarse porque sea inviable o imposible, o realmente no sea ni necesaria, pero el tema no es ese, el tema que es que ya habremos pagado miles y miles de millones que se habrán repartido entre miles de empresas, que habrán llenado los bolsillos de ejecutivos, políticos, abogados y grupos de presión a base de bonuses; empresas que habrán llenado sus panfletos de morralla verde para poder meter un poco la mano en la tarta, bien engordada por el tan envenenado supuesto «consenso científico» global. Amén.

Producto Humanidad 2.0

Todos sabemos que el ocio y la diversión es gratis y sin embargo, ahora pagamos por todo. Nos da miedo que los niños vayan solos por ahí a hacer lo mismo que nosotros hacíamos a su edad. Ahora preferimos que se queden seguros en casa viendo consolas, Netflix, o TicTok antes de ir por ahí a buscar aventuras.

El miedo nos gobierna.

El futuro es oscuro. La gente quedará en casa viviendo en su meta-verso, pagando por sus momentos de felicidad. Meta mientras tanto hará caja con las interacciones e irá innovando en su manera de hacer que pasen más y más tiempo pegados a la pantalla.

Hablan del internet 3.0, 4.0, pues puede ser: pero no me importa. Lo que me importa es que ahora mismo estamos en la versión 2.0 del ser humano como producto. El 1.0 han sido las redes sociales y demás servicios gratuitos (donde el producto es el usuario). Ahora lo que viene es meta, realidad-virtual, implantes sensoriales, lectura de mente…

Apriétense los machos que black-mirror se va a quedar en pañales para lo que viviremos en los próximos 10-20 años. Y no será por una mega orquestación dirigida y planeada (por favor, no les otorguéis más inteligencia de la que tienen!!!), pues no: será por un consumismo sin control engullido por una idiocia generalizada en modo bucle sin fin, puramente hago lo que hacen los demás y cuyo fin último es hacerte gastar.

GASTAR, GASTAR.

Producto Humano 2.0

Lo que viene es la vida total en modo suscripción.


P.D.: seguramente lo habréis visto, pero si no, aquí os dejo esta joyita:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s